Tazas

Quien vive contigo sabe la mala hostia que tienes todas las mañanas al levantarte. Eso es así. Pero tu mala leche no suele durar todo el día, y parte de la magia ocurre cuando finalmente te tomas tu primer cafecito.

En ese momento ocurre la transformación de la bella y la bestia. Tus pelos se acomodan, tus lagañas desaparecen, y tu sonrisa vuelve a tu cara. El sol brilla y por fin puedes hablar con la gente sin tener ganas de potar. 

Para ayudarte con ese proceso y hacer más divertido tu primer café, tenemos estas tazas de cerámica, que no solo tienen un horrible diseño para mandar a todos a tomar viento fresco, sino que además te dan la vida que te falta!


22 artículos

22 artículos